Implantación de Sistemas de calidad

Implantación de Sistemas de calidad en Córdoba

En Tecnoasesores guiamos a nuestros clientes en la implantación de sistemas de calidad en Córdoba de todo tipo, para que se puedan beneficiar de todas las ventajas que supone el cumplir estos estándares internacionales. Nos encargamos de la implantación de la norma correspondiente de Calidad en la empresa, así como la gestión ambiental, de seguridad y salud en el trabajo. Para ello le ofrecemos:

  • Reuniones de trabajo periódicas con el equipo consultor, documentándose en partes de trabajo.
  • Informes mensuales a la dirección de la empresa, para seguimiento de la implantación.

Existen multitud de sistemas de calidad para las actividades económicas, que imponen los mínimos que las empresas deben de cumplir para recibir estos certificados.

La implantación de sistemas de calidad en Córdoba y  el poseer un certificado de calidad tiene multitud de objetivos, ya que es el sinónimo de que la empresa cumple con las normativas existentes en lo referente a calidad y seguridad en el desarrollo de un producto o servicio.

¿Para qué sirve un certificado de calidad?

Por un lado, podemos destacar la función en el plano interno de la organización, ya que el hecho de tener acreditado que se cumple un sistema de calidad muestra el seguimiento de procedimientos y el uso de herramientas que garantizan la calidad de nuestro producto o servicio.

Por otro lado, el poseer esta acreditación sirve de respaldo para lograr acuerdos con grandes empresas o multinacionales, ya que en este modelo de negocio se exige a los distintos proveedores de productos o servicios una garantía de calidad.

Del mismo modo que los certificados de calidad te permiten trabajar con grandes empresas, también te licitan a hacerlo con administraciones públicas, ya que estas piden certificados que respalden la seguridad y calidad del producto o servicio que requieren, es ahí cuando la implantación de sistemas de calidad en Córdoba juega un papel fundamental para una empresa.

Una de las principales ventajas del cumplimiento de estas normas es el valor añadido que aporta al usuario, ya que refuerza la imagen de marca corporativa al mostrar nuestro compromiso con la calidad y la seguridad.

Mejora así nuestra imagen frente a nuevos usuarios, proveedores y competidores, destacando en el sector en el que actuemos.

Existen multitud de mercados internacionales que exigen el cumplimiento de una norma ISO para la poder acceder a ellos, por lo que el que su empresa posea este certificado abre las puertas de nuevos nichos económicos.