La Agencia Tributaria ha puesto el foco en la tributación de las pymes con importantes ingresos en efectivo.

El fisco ha comenzado este año a remitirles escritos en los que les advierte de que su facturación es anormalmente alta o baja con respecto a sus competidores a fin de que revisen que están declarando correctamente por sus transacciones.

La novedad de este ejercicio es que la Agencia Tributaria detalla al negocio cuál es su volumen declarado de facturación en metálico y con tarjeta de crédito y lo compara con la media de los competidores del mismo sector.

Así, explican desde el fisco, la alerta puede saltar cuando un negocio declara, por ejemplo, que el 80% de sus ingresos son vía tarjeta de crédito cuando en el resto del ramo solo pesa un 50%, pues esta anomalía puede esconder un 30% de ingresos en metálico sin declarar.

Sin comentarios

Deja un comentario: